Pecadores del consumo

Con la aparición del smartphone y su evolución rápida y constante, ha provocado en nosotros la aparición de una necesidad: poseer lo último de lo último en tecnología.

¿A qué me refiero con necesidad?

A la carencia de algo y la cual deseamos tener. Pero, ¿es realmente una carencia que poseemos?, porque el deseo por tener lo mejor de lo mejor o la última novedad sabemos que está ahí.

Pues, para responder a la pregunta, dependerá de la persona en cuestión.

Hay gente, que por sus necesidades profesionales, necesitan poseer lo último en un smartphone porque necesite dar un uso intensivo de programas pesados, cámaras de fotos medianamente decentes para sustituir a su pesado equipo fotográfico o simplemente que posea un gran sistema de grabación para entrevistas.

Pero hay otro público, el cual no tiene esas necesidades, pero las marcas se encargan de hacernos creer que sí tenemos dicha necesidad, gracias a su publicidad y su marketing.

Os voy a contar una historia de un amigo

Tengo un amigo que posee un Sony Xperia U del año 2012.sony-xperia-u-grupo

Cada vez que lo veo le pregunto “¿cuándo vas a cambiar de teléfono?”. Y me responde : “cuando se me rompa”.

Se niega a cambiar su teléfono con 512MB de RAM, 4 GB de memoria interna y 1320 mAh de batería porque aún aguanta su día de autonomía y le cumple para su uso básico: llamadas y Whatsapp.

Eso sí, gracias a las actualizaciones y el bloatware tuvo que hacer root para eliminar todas las aplicaciones innecesarias, con el objetivo de conseguir una buena experiencia de uso.

 

 

 

¿Qué quiero decir con todo esta historia?

Pues que estamos en una era de consumismo brutal, donde la mayoría de los españoles renovamos nuestros teléfonos a los 12 meses desde que los adquirimos.

¿Al cabo de un año de uso ya no cumplen con nuestras necesidades? no creo que sea ese el motivo.

No somos personas racionales, porque llegan las marcas con una mejoría mínima en la cámara; en la pantalla o en la CPU y deseamos tener ese producto.

Pero, ¿nos paramos a pensar en si de verdad nos hace falta cambiar de smartphone? yo creo que no, porque nos cegamos con las novedades que nos traen cuando el uso real que vamos a dar se centra en el mismo uso que le damos al actual.

¿Cuántas personas van diciendo: “es que éste tiene 6GB de RAM, 10 núcleos y 64 de almacenamiento” “¡ah! y 82 megapíxeles”. Pero, ¿de verdad te hace falta eso para consultar Whatsapp, Facebook, Instagram, etc?.

Mi consejo

Aguanta con tu terminal todo lo que puedas, mientras la batería te aguante el día de uso y te funcione con el uso que le das no necesitas más.

Cuando tengas la tentación de gastar 400€ en renovar el smartphone, porque otro te gusta más piensa: ¿de verdad me hace falta ese último modelo? ¿el que tengo actualmente funciona?.

Si las respuestas son NO y SÍ, coge esos 400€ y vete de viaje a un lugar que te guste y con la persona que quieres. Esas son las experiencias que de verdad importan y no la que te aporta un objeto.


¿Te animas a viajar? ¿Te animas a tener experiencias irrepetibles? 

Yo te animo a ello.


El Imperio Tecnológico está en Twitter, Facebook, YouTube, Google+ y Telegram, únete a nosotros para mantenerte informado sobre todas las novedades en tecnología y el mundo android o suscríbete a nuestro blog.

 

 

Deja un comentario