Las causas del final del “explosivo” Samsung Galaxy Note 7

El Samsung Galaxy Note 7 estaba destinado a ser el mejor smartphone del año. Su diseño y prestaciones lo demostraron, convirtiéndolo en el terminal más deseado. Todo hasta que comenzaron a aparecer los primeros incendios…

Dos teorías bien distintas

La foto que enseña Instrumental

La foto que enseña Instrumental

Estamos en Diciembre y todavía no está claro que es lo que paso en el terminal de la firma coreana. Según lo dicho hasta ahora, hay dos teorías.

La primera y más extendida es un problema en el diseño. Una empresa independiente (Instrumental) ha realizado un estudio, en el que tal y como se puede ver en los imágenes muestra como la distancia entre la batería y los bordes que la rodean es demasiado pequeña.

Según su estudio, el poco espacio que esta tiene provocaría que la batería estuviera sometida a mucha presión durante su uso, pudiendo ocasionar un cortocircuito entre sus capas internas, que suele acabar derivando en una explosión.

Sin embargo, el gigante coreano no esta de acuerdo con esta teoría. Estos días, han dado una respuesta a la corte de Seul por las explosiones del Note 7. En primer lugar, Samsung ha pedido disculpas por los daños ocasionados y considera que los ha cubierto con creces con sus acciones.

Por otro lado, la compañía insiste en que el problema no fue el diseño de su terminal estrella. Según sus palabras, han analizado diversos dispositivos y no han encontrado una causa común para las explosiones.

Si bien esto no sirve de respuesta para saber cual es la causa de las explosiones, si que pretende no empañar la imagen de marca de Samsung, queriendo llevar la culpa tal vez a algunos de los componentes internos.

Y vosotros qué pensáis, ¿cuál es la verdadera causa del “boom” de Samsung?

Deja un comentario