Análisis – Neffos C5 Max: El primer phablet de la marca TP-LINK

El fabricante de periféricos para redes se metió en el mundillo SmartPhone allá por enero del año 2016. La marca se estrenó con dos teléfonos lowcost: la gama neffos C5. Pues el más grande de la familia ha pasado por nuestras manos, un Neffos C5 Max blanco, protagonizado por un generoso tamaño de pantalla, y otros componentes que lo llevan a la gama media. 

Neffos C5 Max: El primer phablet de la marca TP-LINK

El mercado de SmartPhone no es precisamente escaso, pero TP-LINK se atrevió a sacar teléfonos, para competir con originalidad contra otras marcas. Nosotros no tenemos queja de ello, al contrario, cuantas más marcas se suman, más tenemos por ver y seleccionar el que más nos guste, en un presupuesto que nos lo podamos permitir.

El Neffos C5 Max, tiene una dura competencia con las prestaciones que otorga, pero tiene algunas diferencias respecto a otras marcas: la garantía que nos da que una marca como TP-LINK diseñe estos dispositivos, y que puede ser tal como lo hacen con sus routers y otros periféricos. Por ello hemos decidido probar uno de sus primeros SmartPhone top de la gama, así que vamos con el análisis del Neffos C5 Max.

UNBOXING 

  • Manual de usuario
  • Garantía
  • Adaptador de 2A
  • Cable de carga

Diseño

Me comentaron que el diseño de este terminal tiene mucha similitud a los de la marca LG. Y con mucha razón, ya que la parte superior e inferior están ligeramente curvadas, como en el LG G3.

A parte de este guiño LG – que lo han bordado – nos encontramos con un panel de 5.5 pulgadas incorporado en un bisel negro – no precisamente fino- con un acabado blanco brillante que rompe en la zona inferior, con el logotipo seriegrafiado, sin incorporar botones capacitivos, en este caso son virtuales. En la parte de arriba tenemos el auricular, cámara frontal de 5mpx, sensor de movimiento y un muy agradecido Led de notificaciones RGB. Todo el borde frontal viene con un remate plateado de plástico, que le da un aspecto elegante.

En este caso no hay chasis a la vista, por lo tanto vemos todo el alrededor de plástico, por lo que se puede evidenciar que se trata de la misma tapa. Ahí es donde en la zona superior se encuentra el hueco jack de 3.5, en la inferior el microUSB de carga 2.0 y micrófono. En el lateral derecho vemos unos botones de volumen en acabado plástico plateado.

La parte trasera está compuesta por una cámara discreta – sin sobresalir demasiado, para que no llegue a tambalearse encima una superficie plana -. A su lado está un doble flash de LED, arriba el micrófono de cancelación de ruido, y en la zona inferior el altavoz.

Justo en el lateral derecho, hacia la zona inferior, se encuentra la muesca para sacar la tapa trasera. Aquí es donde accedemos a las dos ranuras microSIM y MicroSD, dando acceso a la batería, pero sin poder extraerla de su sitio.

En conclusión, su diseño no deja de ser atractivo, a pesar de ser de plástico, los acabados y color le dan un toque que, a fin de cuentas no es tan feo como otras novedades que están saliendo al mercado hoy en día. Y finalmente en la mano se siente grande – normal, estamos hablando de un panel de 5.5” con su bisel al rededor-. Sus medidas lo demuestran todo: 152 x 76 milímetros -con un grosor de 8,95 mm. El peso es lo que realmente no se nota, con sus 162 g pesados sobre la balanza.

PANTALLA

La pantalla de 5.5” es uno de sus puntos fuertes, que lo relacionan con un terminal de gama media, gracias a su resolución FHD y el ratio de contraste 1600:1. Esto se resume a unos colores muy vivos nitidez en la imagen. En cualquier giro de hasta 178º se adapta muy bien a la vista de nuestros ojos, incluso en situaciones de mucha luminosidad en exteriores.

 

SOFTWARE & HARDWARE

En verano del 2016, el C5 Max salió al mercado con Android 5.1; algo que quizá ha sido una mala decisión por parte de TP-LINK, ya que en esa época salieron miles de dispositivos con Android 6.0 al mando. Quizá no sea un error tan grave, por el echo de tener una capa personalizada poco intrusiva, de la que ni vas a notar con que versión está funcionando.

Bajo el capó se encuentra el procesador MTK MT6753 con 8 núcleos y la GPU ARM Mali-T720 MP3. Junto a ello se ejecuta una memoria ram de 2GB, que en resumidas cuentas se desenvuelve sin problemas con juegos medianamente potentes, como Real Racing y Unkilled. No es una maravilla para el jugador exigente, pero hay que tener en cuenta que TP-Link ha querido entrar en la gama media con este terminal.

Otras características

  • Memoria interna de 16 GB (ampliable mediante tarjeta microSD)
  • Redes LTE FDD Cat4 (hasta 150Mbps DL/50Mbps UL)
    DC-HSPA+ (hasta 42Mbps DL/11Mbps UL)
  • Bluetooth 4.0
  • Dual MicroSIM
  • GPS/AGPS/Glonass

CAMARA

En el apartado fotográfico, vemos un tipo de sensor ”desconocido”, de 13 megapíxeles y una apertura f/2.0. Esta cámara principal está preparada para capturar filmaciones a 1080p a 30 fps. Su resultado es realmente satisfactorio en enfoques y capturas a la luz del día. Eso si, cuando aminora la luz en interiores, como es evidente va perdiendo calidad. En el exterior se defiende bien en situaciones de sombra, menos cuando se hace de noche, que aparece el típico de ruido, pero sin dejarnos con tan mal sabor de boca.

La cámara frontal es de 5 mpx, la verdad es que me ha parecido muy mediocre a la hora de capturar en interior y en la calidad de grabación, que solamente graba a 480p. Aunque, a decir verdad, se las apaña muy bien a la luz del día, haciendo el resto con retoques de filtros es suficiente.

BATERIA

En algo más de 1 semana de uso, he podido notar día a día como iba mejorando el consumo de la batería. Con 3045 mAh me parece que es una autonomía bastante decente, teniendo en cuenta que el terminal monta un panel de 5.5 pulgadas con una resolución fullHD. Lo cierto es que poder llega al final del día, es un alivio para el usuario, y si puedes llegar a algo más, es muy gratificante.

ALTAVOZ

El altavoz es uno de sus puntos más débiles, pero sin demasiada importancia, ya que ofrece un sonido limpio, pero a su vez se escucha bastante flojo.

IMPRESIONES FINALES

 

Pros

  • Pantalla FullHD (1080p) con buenos ángulos de visión y colores nítidos
  • Cámara principal decente en un teléfono de gama media
  • Buena autonomía para la resolución y tamaño de panel que tiene
  • Interfaz intuitiva y poco intrusiva

Contras

  • Versión Android 5.1: algo desfasado a estas alturas
  • Diseño aparatoso
  • Cámara frontal bastante mediocre
  • Altavoz algo flojo
  • Poco rendimiento para juegos algo exigentes

En conclusión, se trata de un teléfono enfocado al usuario que requiera una pantalla de 5.5p de buena calidad visual. Un terminal con el que se pueda mover con varias aplicaciones y juegos poco exigentes, con una autonomía y cámaras aceptables.

Precio: 159 euros

Enlace de compra


VIDEO REVIEW


¿Que te ha parecido este análisis? ¿Que opinas de este teléfono de TP-LINK? 

Deja un comentario